Ocho siglos de historia

Screenshot_20190423-110637_Drive

Modelo de Ciudad

Mi nuevo artículo quincenal en el periódico local Viva Marbella.

Screenshot_20190409-094141_Drive

 

Cerro Torrón

La mayoría de los que somos de Marbella y nos gusta el senderismo, cuando hablamos del Cerro Torrón conocemos el sitio por las espectaculares vistas hacia todas las direcciones que desde la cima se pueden admirar y en días claros se llega a divisar hasta el Campo de Gibraltar, pero desconocemos su historia, entre otras cosas porque sólo hay un estudio de superficie hecho sobre los restos que se han encontrado allí, y por ello, sólo nos podemos hacer una idea de quiénes habitaron ese monte y lo que pasaba allí, en el momento que se estudie en profundidad podríamos descubrir el sentido histórico de nuestro término municipal.

20170430_130126

Cerros hay muchos pero este en concreto tiene un matiz específico, es parte de las formaciones de mediana altitud del área de transición entre la zona costera y las grandes montañas que forman nuestra Sierra Blanca. Tiene una altura de 228 metros, lo que le hace destacar por ser de los más elevados del resto de montes circundantes. Está situado al lado de Río Real donde hubo en su desembocadura una factoría fenicia y presenta una acusada pendiente natural por el norte y por el sur, la zona más accesible. Se llega por el conocido Camino de los Pescadores, al este del Alcornocal del la Mina. La densa vegetación y ausencia de sendero hace complicada la marcha hacia su cumbre.

IMG-20170430-WA0015

La cima se encuentra fortificada a base de muros de mampostería, adaptada a la orografía del cerro. La fortificación tiene una superficie de unos 1.200 m2 y un perímetro de unos 140 metros, con cinco torreones cuadrados y otros cuatro semicirculares que hacen de refuerzo de la muralla de 1.65 metros de grosor y un metro de alto. Es de carácter defensivo y tiene varios aljibes para recogida de aguas.

El cerro ha estado ocupado desde la Edad del Bronce y del Cobre, también se han encontrado restos de la Época Fenicia y de la República Romana, pero eso no quiere decir que vivieran allí, pero pone de manifiesto la existencia de un intercambio cultural entre los indígenas que habitaban en el cerro y los fenicios procedentes del asentamiento que se encontraba en la desembocadura de Río Real y los romanos que habitaron en la costa siglos más tarde. La fortaleza fue construida en el S IX, se integra en una red de fortificaciones con valor estratégico coexistiendo con el Castillo de Marbella un siglo y se despuebla en el S.XI con los árabes ya en la ciudad, cuando definitivamente lo abandonan. 

En su entorno, se ven factores que posibilitan la ganadería y la explotación de recursos marinos, pero la práctica de la agricultura se encuentra muy limitada.

IMG-20170430-WA0012

 Aunque fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1985 y es uno de los hitos arqueológicos del patrimonio histórico y cultural de nuestro municipio, es un gran desconocido, debido a la poca atención que le han prestado las diferentes administraciones, sin ni siquiera realizar los estudios arqueológicos necesarios para acabar de determinar el curso histórico de la ciudad.

En Marbella hay vestigios de casi todas las culturas que han pasado por la península, es una de las pocas ciudades de España que puede presumir de ello, posee una riqueza monumental no tan grandiosa como en otras localidades, pero lo suficientemente importante que si se pusiese en valor, serviría no sólo para enterarnos de nuestra historia que es esencial para conocer nuestro territorio y sus gentes, también valdría para poder transmitirla a las siguientes generaciones y a nuestros turistas, es una forma de diversificar nuestra oferta turística muy dependiente todavía del sol y playa. Es imprescindible variar el enfoque y contar con una oferta complementaria a la actual como es el turismo monumental que ayuda a recibir visitas en época de temporada baja e impulsaría la desestacionalización del sector.

Fuentes de información: Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Javier Soto de la Asociación Cilniana en el programa Microclima y Alfonso Sánchez Mairena. “Fortificaciones altomedievales de la tierra de Marbella (Málaga), en “Castillos de España”

Primavera de elecciones

Sección de opinión que estreno esta semana en el periódico Viva Marbella.

20190406_170338

Nueve toneladas de basura

La indignación me volvió a invadir hace dos días gracias a la denuncia de Ecologistas en Acción hace dos años, cuando me enteré del desastre medioambiental en los fondos marinos de Nerja contaminados por vertidos de aguas fecales y de toallitas higiénicas que además obstruyen un colector. Más de nueve toneladas de toallitas de bebé, de compresas, de plásticos han formado un tapón de más de 20 metros de diámetro en ese colector, situado a menos de 200 metros de la playa de Nerja. Un atentado contra la naturaleza en plena Costa del Sol que como sabemos depende en gran medida del turismo.

Costa de Nerja

El problema no es nuevo, los productos higiénicos y plásticos se llevan comercializando décadas. Las autoridades están investigando gracias a la denuncia interpuesta, pero mis preguntas son: ¿Por qué la administración competente no actúa de oficio? ¿Por qué siempre hay que estar denunciando para que la administración actúe? ¿Cuándo se van a tomar medidas drásticas en todo el país? Miedo da pensar como puedan estar el resto de nuestras costas y no sólo las que tenemos en nuestro país y continente, sino alrededor de todo el mundo, porque no hay que olvidar que es un problema global. Nos echamos las manos a la cabeza horrorizados cuando ocurren estos desastres en la naturaleza, y ya poco remedio podemos poner una vez han sucedido. Lo que tenemos que hacer es evitarlos a toda costa, poniendo de nuestra parte, porque todos somos responsables en mayor o menor medida.

El problema no se arregla limpiando, unas de las soluciones es no ensuciar. He ido muchas veces a jornadas de limpieza y están muy bien para concienciar a los más pequeños que son el futuro, incluso también a algunos adultos que son los principales responsables. Pero fastidia mucho, después de estar horas limpiando, como a los dos días ese mismo espacio vuelve a estar igual de sucio, por lo que las medidas que se adopten tienen que ser drásticas y urgentes, no sólo en educación y concienciación. De hecho muchas organizaciones y grupos usan el tema medioambiental como herramienta de publicidad y marketing para sacar mayor beneficio económico o cumplir cualquiera sean sus objetivos.

Es necesario el impulso de políticas para la protección del medio ambiente, eso quiere decir muchas veces simplemente respetar, hacer cumplir la normativa y leyes y por supuesto mejorarlas, porque como dice el amigo y compañero Salvador Campos: lo verdaderamente revolucionario es hacer cumplir la ley. Fundamental es dotar de presupuesto para poder poner en marcha las medidas, entre ellas, hacer efectiva la separación de fecales y pluviales, la construcción o ampliación de estaciones depuradoras de agua y facilitar los complejos trámites a los que están sometidas dichas obras. Por supuesto es importante depurar responsabilidades políticas en el caso de Nerja, pero es necesario que las investigaciones estén dirigidas hacia las administraciones y empresas competentes, porque la responsabilidad de la falta de una estación depuradora de aguas residuales en ese municipio que hace que los vertidos vayan a parar directamente al mar, en este caso es del Estado. ¿Entonces, cómo se puede investigar a un Ayuntamiento si la obra de la depuradora está en marcha desde 2014 y cinco años después aún no ha finalizado?

Entre esas medidas drásticas entiendo hace falta un cambio en el modelo productivo que no esté ligado a la generación de residuos y los primeros que podemos influir somos nosotros mismos con nuestros hábitos de consumo. Reduciendo el consumo y producción de plásticos, eliminando el uso de toallitas para obligar que las prohíban en el mercado, comprando en el negocio de proximidad y sólo lo que necesitamos, reciclando, reutilizando las cosas, dándole una segunda vida. Algunos asuntos tan básicos, que da vergüenza decir y mucha gente aún no pone en práctica. Invito a hacer una reflexión en vuestras vidas y a pensar en lo que podemos mejorar para contribuir con el medio ambiente. Está claro que vivimos de él, porque es un recurso turístico que si no cuidamos, estamos olvidándonos de una de las principales fuentes de empleo, a lo mejor el propio egoísmo del ser humano, pensar en nosotros mismos, nos sirve para recapacitar. No quiero que se haga tarde, creo que aún estamos a tiempo de actuar.

No hay planeta B

Ayer vivimos a nivel internacional el #15M contra el cambio climático. Alumnos y alumnas de instituto y universitarios se manifestaron en las calles de 1800 ciudades de más de 100 países diferentes. Se convocó una huelga internacional de estudiantes que se extendió por más de 60 localidades de toda España.

Todo lo comenzó en solitario Greta Thunberg hace siete meses en Suecia. Una estudiante de 16 años que se ausentó todos los días del instituto durante tres semanas para demandar a su gobierno que cumpliera el Acuerdo de París, después de haber sufrido el verano más caluroso de toda la historia. Al mes siguiente pasaron las protestas a ser una vez a la semana, siempre los viernes, para permanecer sentada frente al Parlamento sueco en señal de indignación para que su país redujese las emisiones contaminantes, así nació #FridaysForFuture. Su reivindicación se ha extendido entre más estudiantes alrededor de todo el mundo, llegando a España hace dos meses a Gerona y propagándose este movimiento rápidamente a otras ciudades. Ha sido desde el 1 de este mes cuando se manifiestan o concentran todos los viernes en diferentes ciudades de España.

15M contra cambio climático #Málaga
imágenes de Antonio Ledesma y Maica Machuca

El sexto informe publicado por Naciones Unidas sobre medio ambiente publicado esta semana confirma el desastre medioambiental del cambio climático. Los objetivos que se establecieron desde el año 2030-2050 no se están cumpliendo ni uno y no sólo se dejan de cumplir, sino que vamos a peor.

El informe aconseja reducir el desperdicio de comida porque tiramos un 33% de los alimentos, de reducir el consumo de plásticos y de agua potable porque su existencia cada vez es más reducida. Pone de manifiesto que cada vez aumenta más la contaminación de los mares y del aire y es necesario el uso de energías renovables, entre muchas otras.

Los gritos de protesta ayer: “No juguéis con nuestro futuro. Ni un grado más, ni una especie menos. Si el planeta fuera un banco, ya lo habrían rescatado. No hay planeta B. No es tiempo que haga este calor. etc” Estas consignas que inundaron ayer las calles de Málaga hay que tomarlas más en serio que nunca, porque si no, no habrá futuro para nadie como dice el informe de las Naciones Unidas.

Eva García, actual diputada del congreso de IU, nos hablaba en un encuentro mantenido con Garzón y Ahumada, también esta semana, de tres hilos inseparables y básicos: el rojo, el violeta y el verde. El rojo referido a los derechos humanos básicos, el violeta al feminismo y el verde al ecologismo. De lo relacionados que están unos y otros, y aquel partido que los ignore dentro de su acción política, estará cometiendo un grave error porque estará negando los problemas reales de la gente y del planeta y sus soluciones.

El feminismo y ecologismo tienen mucho en común, son la cara de una misma moneda, existe una conexión entre la lucha contra el patriarcado y contra el cambio climático, son movimientos de carácter revolucionario que ponen la vida en el centro porque el calentamiento global afecta a los colectivos más vulnerables y desfavorecidos, y dentro de estos, las mujeres son mayoría con un 70% de las más pobres del planeta. Además la sociedad ha priorizado en lo que produce rendimiento económico sobre a lo que sustenta el verdadero bienestar de las personas, despreciando la libertad de las mujeres y justificando la sobre explotación de la naturaleza. Por esto el movimiento estudiantil #FridaysForFuture decidió unirse a la reivindicación feminista el pasado #8M.

Hace una semana estuvimos reivindicando igualdad para las mujeres, el martes unas pensiones dignas en Marbella y una semana después en las mismas calles malagueñas la defensa del medio ambiente y el clima, pues allí estuve, como una ciudadana más implicada en el movimiento ecologista y en política hace años, junto a los estudiantes y los pensionistas de Marbella que fueron a brindar su apoyo. Porque hay que salir a la calle para defender nuestros derechos, desde tu casa o una oficina compartiendo meros artículos por redes sociales y cayendo en lamentaciones y críticas de lo mal que está todo, presumiendo que se tiene una solución que después no se pueda aplicar por poco realista, no es suficiente, hay que pasar a la acción política y a través de ella, elaborar y llevar a cabo las propuestas realizables. Es lo que reclamaban ayer los estudiantes: Más acción y menos palabras.

A %d blogueros les gusta esto: