Archivo de la categoría: Historia

Historia de Marbella

Una ciudad improvisada

20190521_140438

Ocho siglos de historia

Screenshot_20190423-110637_Drive

Cerro Torrón

La mayoría de los que somos de Marbella y nos gusta el senderismo, cuando hablamos del Cerro Torrón conocemos el sitio por las espectaculares vistas hacia todas las direcciones que desde la cima se pueden admirar y en días claros se llega a divisar hasta el Campo de Gibraltar, pero desconocemos su historia, entre otras cosas porque sólo hay un estudio de superficie hecho sobre los restos que se han encontrado allí, y por ello, sólo nos podemos hacer una idea de quiénes habitaron ese monte y lo que pasaba allí, en el momento que se estudie en profundidad podríamos descubrir el sentido histórico de nuestro término municipal.

20170430_130126

Cerros hay muchos pero este en concreto tiene un matiz específico, es parte de las formaciones de mediana altitud del área de transición entre la zona costera y las grandes montañas que forman nuestra Sierra Blanca. Tiene una altura de 228 metros, lo que le hace destacar por ser de los más elevados del resto de montes circundantes. Está situado al lado de Río Real donde hubo en su desembocadura una factoría fenicia y presenta una acusada pendiente natural por el norte y por el sur, la zona más accesible. Se llega por el conocido Camino de los Pescadores, al este del Alcornocal del la Mina. La densa vegetación y ausencia de sendero hace complicada la marcha hacia su cumbre.

IMG-20170430-WA0015

La cima se encuentra fortificada a base de muros de mampostería, adaptada a la orografía del cerro. La fortificación tiene una superficie de unos 1.200 m2 y un perímetro de unos 140 metros, con cinco torreones cuadrados y otros cuatro semicirculares que hacen de refuerzo de la muralla de 1.65 metros de grosor y un metro de alto. Es de carácter defensivo y tiene varios aljibes para recogida de aguas.

El cerro ha estado ocupado desde la Edad del Bronce y del Cobre, también se han encontrado restos de la Época Fenicia y de la República Romana, pero eso no quiere decir que vivieran allí, pero pone de manifiesto la existencia de un intercambio cultural entre los indígenas que habitaban en el cerro y los fenicios procedentes del asentamiento que se encontraba en la desembocadura de Río Real y los romanos que habitaron en la costa siglos más tarde. La fortaleza fue construida en el S IX, se integra en una red de fortificaciones con valor estratégico coexistiendo con el Castillo de Marbella un siglo y se despuebla en el S.XI con los árabes ya en la ciudad, cuando definitivamente lo abandonan. 

En su entorno, se ven factores que posibilitan la ganadería y la explotación de recursos marinos, pero la práctica de la agricultura se encuentra muy limitada.

IMG-20170430-WA0012

 Aunque fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1985 y es uno de los hitos arqueológicos del patrimonio histórico y cultural de nuestro municipio, es un gran desconocido, debido a la poca atención que le han prestado las diferentes administraciones, sin ni siquiera realizar los estudios arqueológicos necesarios para acabar de determinar el curso histórico de la ciudad.

En Marbella hay vestigios de casi todas las culturas que han pasado por la península, es una de las pocas ciudades de España que puede presumir de ello, posee una riqueza monumental no tan grandiosa como en otras localidades, pero lo suficientemente importante que si se pusiese en valor, serviría no sólo para enterarnos de nuestra historia que es esencial para conocer nuestro territorio y sus gentes, también valdría para poder transmitirla a las siguientes generaciones y a nuestros turistas, es una forma de diversificar nuestra oferta turística muy dependiente todavía del sol y playa. Es imprescindible variar el enfoque y contar con una oferta complementaria a la actual como es el turismo monumental que ayuda a recibir visitas en época de temporada baja e impulsaría la desestacionalización del sector.

Fuentes de información: Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Javier Soto de la Asociación Cilniana en el programa Microclima y Alfonso Sánchez Mairena. “Fortificaciones altomedievales de la tierra de Marbella (Málaga), en “Castillos de España”

¿Duna o chiringuito?

Duna de Río Real

Hace algo más de un mes asistí a la presentación de la Evaluación del Litoral de Andalucía realizada por Ecologistas en Acción. Es un estudio exhaustivo de todo el litoral andaluz. Andalucía cuenta con 860 km de costa, de los que el 40% corresponde a espacios protegidos, pero sólo el 26% de la superficie en la zona terrestre de los 500 m desde el DPMT está conservada. Hay grandes diferencias entre provincias, siendo Huelva y Almería las que tienen más zonas preservadas alrededor del 40 % y mientras que Málaga y Granada son las que menos áreas tiene, con un 2,5% y 5,1% respectivamente.

Las cifras son aplastantes, sobre todo en la provincia de Málaga, donde contamos con 165 km de frente litoral y más del 80 % está construido. Desde que surgieran las primeras grandes urbanizaciones en la Costa del Sol en los años 60 han ido sumándose muchas más, tanto en el litoral como en el interior, convirtiendo la zona en un gran centro de turismo residencial. Nuestra herencia paisajística ha sido producto de la ocupación masiva del territorio. En las últimas décadas hasta que llegó la crisis económica del 2008, la provincia vivió un gran boom urbanístico. En 1987 más del 66% de la franja costera estaba urbanizada y ese porcentaje ha aumentado hasta llegar a un 80%, el más alto de todo el litoral español.

En Marbella tenemos en torno al 10 % conservado de la superficie en la zona terrestre de los 500 m desde el DPMT. Los datos hablan por si mismos, conociéndolos, no queda duda alguna que lo poco que queda tenemos que protegerlo. De ese porcentaje, la mayoría corresponde a 20 hectáreas del Monumento Natural Dunas Artola-Cabopino y a 22 hectáreas de la Reserva Ecológica Dunas de Marbella que la forman nueve reductos de dunas que van desde Río Real hasta Elviria.

Desde finales de 2016 el anterior gobierno tripartito con IU al frente de la Delegación de Sostenibilidad lleva pidiendo a la Junta de Andalucía con la presentación de una propuesta al pleno que se incluyera las Dunas del Pinillo (3,9 hectáreas) dentro de la Reserva Ecológica Dunas de Marbella, la cual se aprobó por unanimidad.

A día de hoy, tenemos todos los informes favorables tanto de la Demarcación de Costas y de la Junta, y la pelota está en el tejado del Ayuntamiento a la espera que modifique la memoria técnica de la Reserva Ecológica, incluya el reducto dunar del Pinillo dentro y lo remita a la Junta de Andalucía. Es muy importante que se incorpore por ser el tramo más cercano al casco urbano que se conserva y el más susceptible de concesiones de futuras licencias de chiringuitos debido a esa proximidad a la ciudad.

De hecho existen amenazas, hace algunos días la Junta de Andalucía sacó a exposición pública el proyecto de construcción de un chiringuito en esa misma zona y como no podía ser de otra forma ha recibido alegaciones de IU. Ha pedido también a la Administración Autonómica que desista de este procedimiento y que le deniegue la petición que ha realizado el particular que ya explotó una concesión en el mismo lugar hace tres años, llena de incumplimientos muy graves y el Ayuntamiento tuvo que cerrarle el establecimiento.

Opto por la protección de la duna, ante plantar un chiringuito encima de ella. Prefiero un parque natural lindando con nuestro casco urbano, elijo que mi ciudad sea ejemplo de turismo sostenible de calidad y haga gala de respeto medioambiental, frente a la destrucción y explotación privativa de uno de los recursos naturales más preciados, nuestras playas. A las cifras me remito, cada vez tenemos menos litoral y bastante hemos perdido ya enladrillándolo casi al 90%, ya no nos queda opción de elegir, las circunstancias nos obligan a ser responsables.

La niña del columpio

salt_20190208_170946_440

Una escultura de nuestra ciudad que le tengo apego porque es parte de nuestro paisaje urbano, la niña siempre ha estado ahí, estática pero a la vez parece que va a empezar a balancearse de un momento a otro en su columpio, mirándonos al pasar.

El arte es pura expresión de las ideas, emociones y de la visión del mundo del artista y nos provoca sensaciones, sentimientos, recuerdos o simplemente nos muestra la historia. “La Niña del Columpio” me recuerda observándola, a la actividad, la diversión en la infancia, la alegría y el positivismo. Y sobre todo me transmite una sensación de libertad provocada por estar meciéndose al viento, es pura representación del movimiento. Me sugiere todo lo contrario a lo que te puedes encontrar en la actualidad en nuestro país, que no es otra cosa que el robo de las libertades y derechos de esa niña ya seguramente convertida en mujer en el presente, esa chiquilla representa parte de la infancia de cada una de nosotras.

 Es del escultor Francisco López Burgos de Granada. El autor decidió donarla a la ciudad y el Consistorio tan solo tuvo que abonar los gastos de su fundición que fueron unas 65.000 pesetas. El Ayuntamiento la adquirió finalmente en el 1968. Desde hace años se encontraba en un sitio muy escondido de la Avenida del Mar, junto a la entrada del aparcamiento subterráneo hasta que en 2016 se decidió limpiar, pintar y trasladar muy cerca de su lugar original, pendiendo bajo los árboles de la Alameda.

 La modelo para la escultura fue la propia hija del artista, María Antonia. Es de tamaño un poco inferior al real, de alto mide dos metros, de ancho un metro y tiene una profundidad de un metro. Está hecha de bronce e hierro. El balancín se encuentra en pleno movimiento hacia atrás y hace un ángulo con el soporte. La niña, sentada con la espalda arqueada y ambas manos agarrando el columpio, cogiendo impulso con las trenzas moviéndose, como queriendo llegar lo más alto posible. La pierna izquierda toma empuje y la derecha deja las zapatillas el talón al aire. El vestido tiene unas curvas que representan pliegues. La cara la tiene hacia adelante, con la barbilla levantada, con los ojos semiabiertos y con una media sonrisa.

 La obra fue primera medalla en la Exposición Nacional de Arte Contemporáneo de 1970. López Burgos es autor de otra escultura también simbólica en Marbella: La Venus.

Microclima: Torre Lance de Cañas, Río Real y Ancón

En las próximas semanas, voy a ir compartiendo periódicamente algunos vídeos de unos de mis programas favoritos como es Microclima de RTV Marbella en los que su presentador y realizador Jesús Jaén nos habla junto a sus diversos invitados del patrimonio cultural y ambiental de Marbella.  

 El programa nació en noviembre del 2015, a día de hoy se han emitido 60 capítulos y ha ganado diversos reconocimientos, entre ellos, los premios ‘Andalucía de Comunicación Audiovisual Local 2016 de la Junta de Andalucía, en la categoría de mejor programa de entretenimiento de TV Local y los premios Andaluz al Voluntariado 2016 de la Junta de Andalucía, en la categoría de mejor proyecto de difusión, profesional o medio de comunicación.

En este enlace puedes ver todos los programas. Hoy quiero compartir uno en especial de la primera temporada en el que Catalina Urbaneja, cronista oficial de Istán y vicepresidenta de la Asociación Cilniana y Javier Soto, nos hablan sobre algunas de nuestras torres almenaras que tenemos a lo largo de nuestros 27 km de costa, como Lance de Cañas en Marbesa, Río Real o Ancón en la zona litoral de Nagüeles.

Cada programa dura unos 30 minutos, así que siéntate cómodamente esta noche y dale al enlace.

A %d blogueros les gusta esto: