Archivo de la categoría: Medio ambiente

Microclima

Esta semana hablo en mi artículo del Viva Marbella sobre nuestro Microclima.

Me quedo con este párrafo:

“Sierra Blanca, escudo protector del terral malagueño en verano y del frío viento del norte en invierno, hace gozar de 4° o 5° de diferencia de temperatura respecto a los municipios más cercanos y se aprecia claramente al salir o entrar de #Marbella. Contamos con una temperatura media anual de 18° y casi 3000 horas de sol al año”

20190618_123934

 

El Alcornocal de la Mina

Te hablo esta semana sobre una excursión que hice hace unos meses con Javier de Luis al alcornocal de la Mina.

Puedes leer el artículo en contraportada del periódico Viva Marbella. 

20190604_091433

 

Nueve toneladas de basura

La indignación me volvió a invadir hace dos días gracias a la denuncia de Ecologistas en Acción hace dos años, cuando me enteré del desastre medioambiental en los fondos marinos de Nerja contaminados por vertidos de aguas fecales y de toallitas higiénicas que además obstruyen un colector. Más de nueve toneladas de toallitas de bebé, de compresas, de plásticos han formado un tapón de más de 20 metros de diámetro en ese colector, situado a menos de 200 metros de la playa de Nerja. Un atentado contra la naturaleza en plena Costa del Sol que como sabemos depende en gran medida del turismo.

Costa de Nerja

El problema no es nuevo, los productos higiénicos y plásticos se llevan comercializando décadas. Las autoridades están investigando gracias a la denuncia interpuesta, pero mis preguntas son: ¿Por qué la administración competente no actúa de oficio? ¿Por qué siempre hay que estar denunciando para que la administración actúe? ¿Cuándo se van a tomar medidas drásticas en todo el país? Miedo da pensar como puedan estar el resto de nuestras costas y no sólo las que tenemos en nuestro país y continente, sino alrededor de todo el mundo, porque no hay que olvidar que es un problema global. Nos echamos las manos a la cabeza horrorizados cuando ocurren estos desastres en la naturaleza, y ya poco remedio podemos poner una vez han sucedido. Lo que tenemos que hacer es evitarlos a toda costa, poniendo de nuestra parte, porque todos somos responsables en mayor o menor medida.

El problema no se arregla limpiando, unas de las soluciones es no ensuciar. He ido muchas veces a jornadas de limpieza y están muy bien para concienciar a los más pequeños que son el futuro, incluso también a algunos adultos que son los principales responsables. Pero fastidia mucho, después de estar horas limpiando, como a los dos días ese mismo espacio vuelve a estar igual de sucio, por lo que las medidas que se adopten tienen que ser drásticas y urgentes, no sólo en educación y concienciación. De hecho muchas organizaciones y grupos usan el tema medioambiental como herramienta de publicidad y marketing para sacar mayor beneficio económico o cumplir cualquiera sean sus objetivos.

Es necesario el impulso de políticas para la protección del medio ambiente, eso quiere decir muchas veces simplemente respetar, hacer cumplir la normativa y leyes y por supuesto mejorarlas, porque como dice el amigo y compañero Salvador Campos: lo verdaderamente revolucionario es hacer cumplir la ley. Fundamental es dotar de presupuesto para poder poner en marcha las medidas, entre ellas, hacer efectiva la separación de fecales y pluviales, la construcción o ampliación de estaciones depuradoras de agua y facilitar los complejos trámites a los que están sometidas dichas obras. Por supuesto es importante depurar responsabilidades políticas en el caso de Nerja, pero es necesario que las investigaciones estén dirigidas hacia las administraciones y empresas competentes, porque la responsabilidad de la falta de una estación depuradora de aguas residuales en ese municipio que hace que los vertidos vayan a parar directamente al mar, en este caso es del Estado. ¿Entonces, cómo se puede investigar a un Ayuntamiento si la obra de la depuradora está en marcha desde 2014 y cinco años después aún no ha finalizado?

Entre esas medidas drásticas entiendo hace falta un cambio en el modelo productivo que no esté ligado a la generación de residuos y los primeros que podemos influir somos nosotros mismos con nuestros hábitos de consumo. Reduciendo el consumo y producción de plásticos, eliminando el uso de toallitas para obligar que las prohíban en el mercado, comprando en el negocio de proximidad y sólo lo que necesitamos, reciclando, reutilizando las cosas, dándole una segunda vida. Algunos asuntos tan básicos, que da vergüenza decir y mucha gente aún no pone en práctica. Invito a hacer una reflexión en vuestras vidas y a pensar en lo que podemos mejorar para contribuir con el medio ambiente. Está claro que vivimos de él, porque es un recurso turístico que si no cuidamos, estamos olvidándonos de una de las principales fuentes de empleo, a lo mejor el propio egoísmo del ser humano, pensar en nosotros mismos, nos sirve para recapacitar. No quiero que se haga tarde, creo que aún estamos a tiempo de actuar.

No hay planeta B

Ayer vivimos a nivel internacional el #15M contra el cambio climático. Alumnos y alumnas de instituto y universitarios se manifestaron en las calles de 1800 ciudades de más de 100 países diferentes. Se convocó una huelga internacional de estudiantes que se extendió por más de 60 localidades de toda España.

Todo lo comenzó en solitario Greta Thunberg hace siete meses en Suecia. Una estudiante de 16 años que se ausentó todos los días del instituto durante tres semanas para demandar a su gobierno que cumpliera el Acuerdo de París, después de haber sufrido el verano más caluroso de toda la historia. Al mes siguiente pasaron las protestas a ser una vez a la semana, siempre los viernes, para permanecer sentada frente al Parlamento sueco en señal de indignación para que su país redujese las emisiones contaminantes, así nació #FridaysForFuture. Su reivindicación se ha extendido entre más estudiantes alrededor de todo el mundo, llegando a España hace dos meses a Gerona y propagándose este movimiento rápidamente a otras ciudades. Ha sido desde el 1 de este mes cuando se manifiestan o concentran todos los viernes en diferentes ciudades de España.

15M contra cambio climático #Málaga
imágenes de Antonio Ledesma y Maica Machuca

El sexto informe publicado por Naciones Unidas sobre medio ambiente publicado esta semana confirma el desastre medioambiental del cambio climático. Los objetivos que se establecieron desde el año 2030-2050 no se están cumpliendo ni uno y no sólo se dejan de cumplir, sino que vamos a peor.

El informe aconseja reducir el desperdicio de comida porque tiramos un 33% de los alimentos, de reducir el consumo de plásticos y de agua potable porque su existencia cada vez es más reducida. Pone de manifiesto que cada vez aumenta más la contaminación de los mares y del aire y es necesario el uso de energías renovables, entre muchas otras.

Los gritos de protesta ayer: “No juguéis con nuestro futuro. Ni un grado más, ni una especie menos. Si el planeta fuera un banco, ya lo habrían rescatado. No hay planeta B. No es tiempo que haga este calor. etc” Estas consignas que inundaron ayer las calles de Málaga hay que tomarlas más en serio que nunca, porque si no, no habrá futuro para nadie como dice el informe de las Naciones Unidas.

Eva García, actual diputada del congreso de IU, nos hablaba en un encuentro mantenido con Garzón y Ahumada, también esta semana, de tres hilos inseparables y básicos: el rojo, el violeta y el verde. El rojo referido a los derechos humanos básicos, el violeta al feminismo y el verde al ecologismo. De lo relacionados que están unos y otros, y aquel partido que los ignore dentro de su acción política, estará cometiendo un grave error porque estará negando los problemas reales de la gente y del planeta y sus soluciones.

El feminismo y ecologismo tienen mucho en común, son la cara de una misma moneda, existe una conexión entre la lucha contra el patriarcado y contra el cambio climático, son movimientos de carácter revolucionario que ponen la vida en el centro porque el calentamiento global afecta a los colectivos más vulnerables y desfavorecidos, y dentro de estos, las mujeres son mayoría con un 70% de las más pobres del planeta. Además la sociedad ha priorizado en lo que produce rendimiento económico sobre a lo que sustenta el verdadero bienestar de las personas, despreciando la libertad de las mujeres y justificando la sobre explotación de la naturaleza. Por esto el movimiento estudiantil #FridaysForFuture decidió unirse a la reivindicación feminista el pasado #8M.

Hace una semana estuvimos reivindicando igualdad para las mujeres, el martes unas pensiones dignas en Marbella y una semana después en las mismas calles malagueñas la defensa del medio ambiente y el clima, pues allí estuve, como una ciudadana más implicada en el movimiento ecologista y en política hace años, junto a los estudiantes y los pensionistas de Marbella que fueron a brindar su apoyo. Porque hay que salir a la calle para defender nuestros derechos, desde tu casa o una oficina compartiendo meros artículos por redes sociales y cayendo en lamentaciones y críticas de lo mal que está todo, presumiendo que se tiene una solución que después no se pueda aplicar por poco realista, no es suficiente, hay que pasar a la acción política y a través de ella, elaborar y llevar a cabo las propuestas realizables. Es lo que reclamaban ayer los estudiantes: Más acción y menos palabras.

¿Duna o chiringuito?

Duna de Río Real

Hace algo más de un mes asistí a la presentación de la Evaluación del Litoral de Andalucía realizada por Ecologistas en Acción. Es un estudio exhaustivo de todo el litoral andaluz. Andalucía cuenta con 860 km de costa, de los que el 40% corresponde a espacios protegidos, pero sólo el 26% de la superficie en la zona terrestre de los 500 m desde el DPMT está conservada. Hay grandes diferencias entre provincias, siendo Huelva y Almería las que tienen más zonas preservadas alrededor del 40 % y mientras que Málaga y Granada son las que menos áreas tiene, con un 2,5% y 5,1% respectivamente.

Las cifras son aplastantes, sobre todo en la provincia de Málaga, donde contamos con 165 km de frente litoral y más del 80 % está construido. Desde que surgieran las primeras grandes urbanizaciones en la Costa del Sol en los años 60 han ido sumándose muchas más, tanto en el litoral como en el interior, convirtiendo la zona en un gran centro de turismo residencial. Nuestra herencia paisajística ha sido producto de la ocupación masiva del territorio. En las últimas décadas hasta que llegó la crisis económica del 2008, la provincia vivió un gran boom urbanístico. En 1987 más del 66% de la franja costera estaba urbanizada y ese porcentaje ha aumentado hasta llegar a un 80%, el más alto de todo el litoral español.

En Marbella tenemos en torno al 10 % conservado de la superficie en la zona terrestre de los 500 m desde el DPMT. Los datos hablan por si mismos, conociéndolos, no queda duda alguna que lo poco que queda tenemos que protegerlo. De ese porcentaje, la mayoría corresponde a 20 hectáreas del Monumento Natural Dunas Artola-Cabopino y a 22 hectáreas de la Reserva Ecológica Dunas de Marbella que la forman nueve reductos de dunas que van desde Río Real hasta Elviria.

Desde finales de 2016 el anterior gobierno tripartito con IU al frente de la Delegación de Sostenibilidad lleva pidiendo a la Junta de Andalucía con la presentación de una propuesta al pleno que se incluyera las Dunas del Pinillo (3,9 hectáreas) dentro de la Reserva Ecológica Dunas de Marbella, la cual se aprobó por unanimidad.

A día de hoy, tenemos todos los informes favorables tanto de la Demarcación de Costas y de la Junta, y la pelota está en el tejado del Ayuntamiento a la espera que modifique la memoria técnica de la Reserva Ecológica, incluya el reducto dunar del Pinillo dentro y lo remita a la Junta de Andalucía. Es muy importante que se incorpore por ser el tramo más cercano al casco urbano que se conserva y el más susceptible de concesiones de futuras licencias de chiringuitos debido a esa proximidad a la ciudad.

De hecho existen amenazas, hace algunos días la Junta de Andalucía sacó a exposición pública el proyecto de construcción de un chiringuito en esa misma zona y como no podía ser de otra forma ha recibido alegaciones de IU. Ha pedido también a la Administración Autonómica que desista de este procedimiento y que le deniegue la petición que ha realizado el particular que ya explotó una concesión en el mismo lugar hace tres años, llena de incumplimientos muy graves y el Ayuntamiento tuvo que cerrarle el establecimiento.

Opto por la protección de la duna, ante plantar un chiringuito encima de ella. Prefiero un parque natural lindando con nuestro casco urbano, elijo que mi ciudad sea ejemplo de turismo sostenible de calidad y haga gala de respeto medioambiental, frente a la destrucción y explotación privativa de uno de los recursos naturales más preciados, nuestras playas. A las cifras me remito, cada vez tenemos menos litoral y bastante hemos perdido ya enladrillándolo casi al 90%, ya no nos queda opción de elegir, las circunstancias nos obligan a ser responsables.

#SOSCastañoSanto #SalvemosElCastañoSanto

 

 Esta mañana he visitado el Castaño Santo y se me ha encogido el corazón con la imagen que me he encontrado, dejando a un lado que es un árbol de hoja caduca y las hojas se le están cayendo, por lo que no es una estación muy apropiada para verlo con el mejor aspecto.

 He estado apoyando al movimiento vecinal de Istán para hacer presión a la administración competente para que se hagan cargo de una vez de este árbol, y digo “de una vez” porque hace ya más de un año Izquierda Unida presentó una propuesta al Parlamento Andaluz, que se aprobó por unanimidad, para declararlo Monumento Natural y a día de hoy aún no ha sido declarado y tampoco se le han hecho los trabajos pertinentes para su cuidado, que es lo más urgente:

Primero, la instalación de un acotado perimetral con vallas y carteles informativos para que la gente no pise las raíces del árbol, no toque el tronco y tampoco se suban para hacerse fotos. Todas estas acciones supone un gran daño y deterioro a este ser tan longevo. Las fotos siempre se pueden hacer desde lejos, que además así sale todo el árbol, la imagen impresiona y queda más fotogénica.

Segundo, un saneamiento integral, quitarle las ramas caídas o secas y a continuación echarle un tratamiento cicatrizante.

Tercero, limpiar también alrededor del árbol, echar tierra nueva y abono por la zona de abajo para cubrir las raices que están al descubierto y subir los muros protectores.

Cuarto, intentar mejorarlo de la avispilla y digo intentar porque no existe tratamiento eficaz para esta enfermedad.

Con sólo estos trabajos se puede recuperar bastante, el problema es que no se hace nada y mientras tanto el castaño se muere.

Hoy, uno de nuestros deseos de los vecinos y vecinas de Istán y alrededores es que pueda enmendarse la situación del abuelo del bosque y para eso nos ponemos de acuerdo para reivindicar su cuidado y tratamiento, para que nos escuchen las instituciones y lo más importante, que actúen antes de que sea demasiado tarde.

20181230_133040

WhatsApp Image 2018-12-30 at 18.33.09

A %d blogueros les gusta esto: